post title

Sistema de Balón Intragástrico

El balón está hecho de un material de silicón suave. Se introduce al estómago desinflado a través de la boca por endoscopía, sin necesidad de cirugía. Pasa a través del esófago hasta la cavidad gástrica, se verifica su posición mediante una cámara, y se insufla con en promedio 600 ml. de solución salina. Al término se retira el catéter de llenado mediante tracción. El mecanismo principal por el cual se pierde peso con este sistema es la saciedad temprana, ya que el balón ocupa del 30% al 40% de la capacidad del estómago.

post-img

No se recomienda dejar más de 6 meses el balón dentro del estómago ya que la corrosión por los jugos gástrico puede perforar el balón y ocasionar una fuga; sin embargo en caso de que el paciente así lo requiera, posterior a los 6 meses se puede retirar el balón, y sustituir por uno nuevo. El retiro del balón se realiza también por endoscopia, con sedación del paciente.

Con este procedimiento se estima una pérdida del 70% del exceso de peso en un periodo de 6 meses. El balón intragástrico se recomienda para pacientes con un exceso de peso de 10 a 15 kg, y que no son candidatos a un procedimiento quirúrgico.

La colocación del balón intragástrico no ocasiona cambios en la absorción de nutrimentos, por lo cual no tendrá deficiencias nutricionales, sin embargo se requiere de asesoría nutricional para lograr los mejores resultados de pérdida de peso. Como en todos los procedimientos para control de peso, el ejercicio es importante para mejorar la condición física, dar firmeza a los tejidos y mejorar la pérdida de peso.